La empresa y el medio ambiente

El deterioro del medio ambiente es un problema global que contribuye a acelerar el cambio climático. Por eso, su protección y la lucha contra la contaminación forman parte de las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas.

Los tiempos en los que el plan de gestión ambiental de una empresa era visto como un gasto innecesario en la cuenta de resultados de la entidad, han cambiado. Hoy en día  los grupos de interés y stakeholders exigen a las corporaciones el cumplimiento de sus objetivos medioambientales de una manera efectiva y realista, en el medio y largo plazo.

Muchas veces resulta muy fácil caer en conceptos teóricos pero difíciles de llevar a la práctica en cualquier escenario o actividad empresarial, pero a día de hoy se puede prevenir el cambio climático y la sostenibilidad. 

Según el estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE), la Agenda del 2030 para el Desarrollo Sostenible se compone de 17 objetivos y 169 metas, entre las que destacan, garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos, construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación, garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles y detener la pérdida de biodiversidad entre muchos otros objetivos.

¿Cómo puede proteger una empresa el medio ambiente y ser más sostenible? ¿Sabes en qué consiste la norma ISO 14001 y cómo se aplica?

Entre muchos otros ejemplos, la norma ISO 14001 puede prevenir el cambio climático. Esta norma está dentro la normativa internacional elaborada por la Organización Internacional de Normalización (ISO) que establece la manera en la que se debe llevar a cabo la gestión de los riesgos ambientales de una empresa. Tiene algunos aspectos empresariales que tienen que ser regulados, entre ellos está, el acatar aspectos legales, aminorar los riesgos, optimización del desempeño medioambiental derivado de la actividad y divulgar información ambiental.

Diferenciarse de las empresas que no respeten el medio ambiente.

Estar al amparo de normas como la ISO 14001 del Sistema de Gestión Ambiental (SGA) o muchas otras normas, aumenta la ventaja de una empresa frente a las competidoras del mismo sector, al mejorar su imagen como marca, generar confianza a sus potenciales clientes y cuidar del medio ambiente. Esto significa orientar su sistema de producción hacia los estándares fijados por la norma, con objetivos medioambientales coherentes y realistas.

La diferenciación nos permitirá localizar diversas oportunidades de mejora que se traducirán en un aumento de beneficios al final de nuestro ejercicio económico. Por consiguiente una importante inversión para nuestra empresa en el corto plazo junto con un sistema de gestión productivo capaz de medir el impacto con el entorno que nos rodea.

El triunfo de la sostenibilidad en datos. ¿Qué acciones reales se están tomando?

El pasado 22 de abril, fue el Día Internacional de la Madre Tierra (o Día de la Tierra), y recordamos 5 focos en los que España destaca en su papel como actor global a favor de la sostenibilidad. 

España es un país de los más comprometidos para frenar el cambio climático, según datos del think tank estadounidense Pew Research. Donde aparece que el 81% de los españoles cree que el cambio climático es una amenaza. Y una cifra muy parecida la que aparece Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hace apenas un año.

También en el ranking de YouGov, sitúa a España como el tercer país del mundo más concienciado en este campo. Posiciones vinculadas al sentir general de la población pero también a las medidas que se están adoptando desde organizaciones públicas y privadas para intentar frenar de alguna manera las emisiones de gases de efecto invernadero y el calentamiento global.

Según el estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE), la industria a nivel nacional, destinó 2.626 millones de euros a la protección ambiental en 2018, lo que supuso el 0,4% de su cifra de negocios. El gasto de la Industria en protección del medioambiente aumentó un 4,2% respecto al año anterior. 

El ámbito de Gestión de residuos fue el que experimentó el mayor crecimiento anual (10,2%), seguido de la Protección del aire y el clima (2,0%). La Gestión de residuos con 1.014 millones de euros representó el 38,6% del total.

Son muchas las empresas que se unen al verde

Al igual que hay ciudadanos implicados con esta problemática, algunas empresas han decidido tomar partido para corregir esta tendencia de consumo. Es cierto que hay una buena parte de marketing e imagen de marca y otra de cumplir regulaciones y acuerdos internacionales. Pero también de compromiso con la sostenibilidad.

El 5G verde también se está desplegando. La Unión Europea apuesta por la sostenibilidad ambiental y por la digitalización de la economía a través del uso de redes 5G, soluciones mucho más eficientes desde el punto de vista medioambiental.

Pero, ¿cómo se desplegará la red 5G con el menor impacto posible, reduciendo el consumo energético de las redes móviles? Muy sencillo, evitando aumentar el consumo de energía, ya que el 5G, consume un 10% de la potencia del 4G, es decir, es 10 veces más eficiente, según los datos de Ericsson en 2020. Y teniendo en cuenta que las empresas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) suponen el 1,4% del total de las emisiones de carbono a la atmósfera y el 4% del consumo energético global. 

Pero el 5G va a marcar un antes y después en la industria. Ericsson afirma que en 2026 habrá 3.500 millones de móviles conectados al 5G frente a los 1.000 millones actuales, con una rápida adopción en países como China o Corea del Sur, donde cerca del 20% de los usuarios ya disfrutan de estas redes de alta velocidad.

La sostenibilidad como garantía del éxito

Las evidentes consecuencias del cambio climático y de la actividad humana en la Tierra llevan a tomar medidas que permitan vivir en un entorno lo más saludable posible. Todo negocio debe tener en cuenta los límites ambientales, pues contaminar y deforestar sin responsabilizarse ya no es un modo válido para crecer.

Todas las estrategias son complementarias y sirven al mismo objetivo. La sostenibilidad es una cuestión global, que atañe a toda la estructura organizativa.

¿Eres tú uno de ellos? Únete al Verde 

Equipo LCRcom.

 

Helena Carrascal

Product Marketing Manager

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>